EL PLAN DE BENEFICIOS EN SALUD ES MÁS QUE UN INVENTARIO DE ATENCIONES
16 Ago 2018
Copyright © 2018. Banco Interamericano de Desarrollo. Si deseas republicar el artículo, por favor solicita autorización a sph-communication@iadb.org
Autor:
Pamela Góngora Salazar

En América Latina y el Caribe las enfermedades crónicas van en aumento, el envejecimiento de la población acrecienta la demanda por servicios de salud y en algunos países no terminamos de ganar la lucha contra enfermedades como la malaria o la tuberculosis. Sin embargo, como ningún país del mundo tiene la capacidad de financiar todas las intervenciones en salud, ¿cómo pueden los gobiernos determinar cuáles sí pueden garantizar a su población?

El Plan de Beneficios en Salud (PBS) es justamente una herramienta que permite priorizar de manera explícita las intervenciones a financiar con recursos públicos. Su construcción y puesta en marcha no es una tarea fácil. El reto va más allá de las dificultades en la recolección de información o de las complejidades asociadas a los métodos técnicos para priorizar.
 

LA IMPORTANCIA DE LA PARTICIPACIÓN E INTERDISCIPLINARIEDAD

Entre las acciones necesarias para construir un PBS que responda a las necesidades en salud de la población y se corresponda con las limitaciones fiscales, es fundamental la participación de la ciudadanía y, en general, de los distintos sectores del estado. Para que el PBS cuente con este respaldo y goce de legitimidad, los criterios y valores que guían el ejercicio de priorización deben surgir de un acuerdo social. Esto implica generar espacios de participación ciudadana, además de acuerdos entre los distintos actores del sistema. Esto es especialmente relevante a la hora de definir los objetivos del PBS.
 

Para leer el artículo completo, haz clic aquí.